Si aún no conoces qué son los infoproductos o productos digitales es muy probable  que estés dejando escapar una vía importante para generar ingresos gracias a tu conocimiento, tanto si tienes un blog o página web como si no. Si  eres experto/a en alguna materia, desempeñas una profesión desde hace tiempo o eres un gurú, por ejemplo, en la cocina o haciendo manualidades, por medio de los infoproductos puedes crear una línea de ingresos adicional que te reporte beneficios.

En este artículo vas a conocer:

  1. Qué es un infoproducto
  2. Qué perfiles profesionales deberían hacer uso de los infoproductos
  3. Qué formatos puedo utilizar para generar mis infoproductos
  4. Algunos consejos para crear tus infoproductos

QUÉ ES UN INFOPRODUCTO

Un infoproducto es un artículo educativo que se basa en el conocimiento y experiencias del autor, por lo tanto, viene a ser información paquetizada  a modo de producto y que nosotros creamos a partir de lo que hemos aprendido, por ejemplo, en nuestra trayectoria profesional o en algún aspecto de la vida.

Se caracteriza por tener contenido de valor práctico; como ejemplo, podemos pensar en los tutoriales de YouTube, pero con un enfoque más profesional, más trabajado y estructurado, explicaciones o demostraciones extensas, para que lleguen a convertirse en un curso, pero también pueden llegar a ser algo tan sencillo como una “simple” plantilla maestra que solucione un problema específico. Se diferencian del aprendizaje tradicional porque abarcan aspectos educativos o formativos que no tienen cabida en la educación tradicional y son altamente rentables, ya que su distribución es cien por cien digital, por lo tanto, la inversión económica necesaria para empezar es muy pequeña, incluso en algunos casos nula, y nuestro gasto se centra en el tiempo que dediquemos a realizarlos, promocionarlos y distribuirlos.

E

QUÉ PERFILES PROFESIONALES DEBERÍAN HACER USO DE LOS INFOPRODUCTOS

Los grandes beneficiarios de estos productos digitales son los pequeños empresarios, autónomos y profesionales docentes que buscan generar ingresos sin dedicar mucho tiempo, porque sus trabajos principales ya de por sí se basan en largas jornadas. Así, profesionales independientes, consultores, informáticos, escritores, profesores…, por ejemplo, pueden tener una vía para obtener beneficios de manera continúa sin una dedicación exclusiva. Otros de sus beneficios son:

  • No hay costes de distribución.
  • Inmediatez en adquirir la obra y en obtener el cobro.
  • Las fases de creación, producción, promoción y distribución con una buena metodología son bajos respecto a productos físicos.
  • Mercado en auge en constante crecimiento si consideramos la demanda educativa.

E

QUÉ FORMATOS PUEDO UTILIZAR PARA GENERAR MIS INFOPRODUCTOS

 Existen muchos formatos viables para la distribución de infoproductos, lo fundamental es que el conocimiento se transmita de manera práctica, clara y atractiva. Además deberé cubrir una necesidad, resolver un problema o cumplir un deseo, por eso es importante antes de crearlos comprobar que existe una demanda real de ese conocimiento.

Estos son algunos ejemplos de tipo de infoproductos que podrías crear:

  • Libro electrónico o ebook.
  • Audiolibros.
  • Cursos digitales
  • Autoresponders (lecciones de un mismo curso que enviamos de manera periódica a través de email, WhatsApp, grupo…, es decir, una versión moderna de los cursos por fascículos).
  • Webinar/Masterclass en directo o automatizados.
  • Productos digitales basados en software.
  • Suscripciones en comunidades privadas.
  • Plantilla maestra o kit de plantillas.
  • Procedimientos.
  • Tutorías personalizadas.

E

ALGUNOS CONSEJOS PARA CREAR TUS INFOPRODUCTOS

Aunque un infoproducto puede ser algo relativamente fácil y sencillo de crear, sí requiere tener en cuenta algunos puntos y no lanzarse a lo loco pensando que va a ser un método de enriquecimiento rápido.

  • Investiga que exista una demanda real de tu infoproducto, a veces la competencia se puede convertir en nuestro mejor aliado en este punto para obtener información.
  • Invierte tiempo en conocer a tu público objetivo, sus necesidades, deseos y problemas.
  • A la hora de elegir el formato, ten en cuenta por una parte el proceso de transformación que va a experimentar la persona que consuma el infoproducto, que pasos va a tener que realizar para cumplir el objetivo propuesto y cual es el formato más apropiado y cómodo de consumir para tu audiencia.
  • Empieza por lo básico, el producto mínimo viable, testéalo y luego optimizalo.
  • No te pierdas en tecnologías complejas, la tecnología es una herramienta, por lo tanto piensa en las herramientas que tengas más a mano y las que más utiliza tu público objetivo.

Gracias a las ventajas de la digitalización de los productos y el alcance público que encontramos en internet, solo necesitamos tener experiencia sobre algo que sea útil para otros, una metodología apropiada y probada para el público al que nos dirigimos, basada en nuestra experiencia y cierta creatividad. Porque el tiempo que dediquemos al diseño, difusión, promoción y cobro de un infoproducto hoy en día es relativamente rápido y sencillo.

¡Comparte con los demás!

Regístrate para accedera la formación

You have Successfully Subscribed!

Privacidad

You have Successfully Subscribed!