Hoy en día, la tecnología nos permite crear infinidad de tipos de cursos de formación online aparte de los ya «tradicionales». Las nuevas tecnologías traen nuevas formas de comunicarnos, nuevas formas de aprender y de impartir clases a través de las redes, proporcionando a los profesores herramientas y plataformas para ofrecer clases y cursos online novedosos y atractivos para los alumnos.

QUÉ FORMATOS DE CURSOS ONLINE ELEGIR

No podemos pensar en formación online del mismo modo que pensamos en la formación presencial ya que sus características son diferentes y el entorno en el que se desarrolla también lo es, esto hace que tenga una serie de beneficios y también algunos inconvenientes.

Para empezar, el alumno se encuentra en un entorno con muchos estímulos a su alrededor; redes sociales, mensajería instantanea y cualquier otra web a la que puede acceder al mismo tiempo que está atendiendo al curso. Por lo tanto la forma de captar su atención y guiarle a través de la formación también es totalmente diferente a la que se utiliza en un formato presencial. Online es necesario crear un entorno virtual de aprendizaje adecuado para cada caso que asegure una experiencia de aprendizaje efectiva.

Cuando se plantea cómo crear un curso de formación online, hay que conocer las distintas opciones existentes. Entre las principales podemos encontrar:

Curso Online

Los cursos online son experiencias formativas que distribuyen el contenido educativo de manera lógica y secuencial en módulos y/o lecciones. El contenido estrella de los cursos hoy en día es el vídeo pero dentro de las lecciones se puede, y se debe, incluir cualquier tipo de contenido multimedia; vídeos, imágenes, textos, enlaces, audios, formularios… Jugar con los diferentes formatos  que nos ofrece el mundo digital y la posibilidad de enlazar contenido complementario enriquece enormemente la experiencia del alumno.

Dentro de los cursos online también podemos distinguir entre cursos mentorizados o de autoformación.

En los cursos mentorizados normalmente existe fecha de inicio y fecha de fin y el grupo trabaja los contenidos al mismo tiempo recibiendo feedback y/o calificaciones por parte del profesor. En estos cursos la ventaja es que se trabaja la relación con el docente y si este dinamiza bien el grupo también entre los estudiantes, enriqueciendo enormemente la experiencia. Si el curso no cuenta con sesiones en vivo, da margen a los alumnos a adaptar los horarios de estudio a su ritmo de vida.

En los cursos de autoformación no existe fecha de inicio y fin, normalmente son cursos «en evergreen» es decir, en los que los alumnos se pueden matricular en cualquier momento y luego van estudiando a su ritmo. En esta modalidad la principal ventaja es que es el alumno puede adaptar los estudios al horario y ritmo que necesite, esto les va muy bien a las personas autodidactas. Pero aquí se pierde la relación con el profesor y resto de estudiantes lo cual puede hacer que algunos estudiantes pierdan la motivación y no terminen el curso si este no tiene suficientes alicientes para el alumno. Aquí la metodología juega un papel especialmente importante a la hora de medir la efectividad y calidad de la formación.

En todo caso, en cualquiera de las dos modalidades, deberíamos evitar caer en el modelo clásico de clase magistral ya que el mundo digital nos ofrece un montón de metodologías activas, centradas en el alumno, muchísimo más efectivas y motivadoras.

Videoconferencia o webinar

Este método de formación es ideal para impartir clases o seminarios en directo a través de internet. Utilizando un software para videoconferencias se pueden impartir las clases, destacando la gran interactividad entre profesor y alumnos (asemejándose a las clases presenciales, permitiendo preguntas y respuestas).

Este tipo de cursos necesita de un horario y fecha concreto, para que todos los participantes puedan estar presentes. Además, las especificaciones técnicas son más exigentes, pues además de la plataforma para hacer la transmisión, debe disponerse de auriculares y micrófono (de buena calidad, que permitan el filtrado de ruidos externos), cámara web y buena conexión a internet (con el auge de la fibra óptica este último punto ya no es tan problemático).

Mentoría como complemento a la formación

La mentoría es un sistema de formación donde el profesor ofrece al alumno la posibilidad de contactar de forma online para aclarar dudas, formular preguntas, etc. Se trata de una tutoría online que ayuda al alumno en su formación y ofrece al profesor la posibilidad de orientarle y ayudarle a enfocarse en sus estudios.

Grupos mastermind

Este sistema de formación está más relacionado con el aprendizaje informal, es decir, ese que se obtiene de forma no intencionada o natural a través de la interacción con otras personas y en un contexto cotidiano y familiar.

Requiere que los participantes se reúnan habitualmente (por Zoom, Skype, Discord u otros), para tratar un tema, que puede estar relacionado con un curso que estén realizando conjuntamente, su actividad profesional o algo de interés común. Es algo así como un foro de debate online que se realiza una vez por semana, o con una periodicidad determinada, para tratar los temas acordados.

Este tipo de formación es muy interesante porque aporta beneficios como la creación de vínculos de confianza que ayudan en la formación, aprender de las dudas de otros o el nacimiento de futuros proyectos colaborativos.

Cursos personalizados

Las plataformas específicas para la creación de academias online (LMS- learning management system)  son ideales para trazar planes de formación personalizados para un alumno o alumnos en concreto. El profesor podrá adaptar los temas dependiendo del nivel de conocimiento y necesidades del alumno, eliminando todo aquello que no es necesario o que ya conoce. Estas plataformas ofrecen muchos datos estadísticos y de comportamiento de los alumnos que hacen relativamente sencillo el ofrecer incluso a alumnos de un mismo curso experiencias de aprendizaje muy personalizadas.

 

Para algunas personas, los métodos de formación online no son todavía tan útiles como los presenciales, pues se trata de gente que necesita de un horario fijo y de la posibilidad de tratar en directo con el profesor para motivarse y ser disciplinado. Sin embargo, para aquellos que por causas laborales o de cualquier otro tipo, no pueden asistir a clase con regularidad, los cursos de formación online son todo un avance.

Si se quiere impartir o recibir un curso, seminario o clase online, hoy en día hay disponible diversas plataformas avanzadas para hacerlo de forma eficiente. Pero siempre nuestra recomendación antes de elegir cualquiera de ellas, al igual que la modalidad de formación que vas a crear, es tener en cuenta las necesidades y características de tus alumnos, tener muy claro el recorrido que tiene que realizar para conseguir un aprendizaje efectivo y elaborar una metodología adecuada. Con todo esto bien definido la elección de plataforma será más sencilla y acertada.

Comentanos cual es tu experiencia si has realizado alguna formación online y que formato prefieres 😉  

¡Comparte con los demás!

Regístrate para acceder inmediatamente a la Masterclass

Privacidad

You have Successfully Subscribed!

Descarga GRATIS
Cuaderno de trabajo para crear un plan de formación empresarial
Al descargar este recurso te estás apuntando a nuestra lista de suscriptores
He leído y acepto la política de privacidad
Descarga GRATIS
La plantilla para diseñar tu curso online evitando los 5 errores más típicos
Al descargar este recurso te estás apuntando a nuestra lista de suscriptores
He leído y acepto la política de privacidad